Un preso se despierta en el depósito de cadáveres antes de la autopsia!


Uno de esos casos donde la realidad supera con mucho a cualquier ficción. Un preso de la cárcel de Villabona (Asturias) se sentía muy mal. Esto fue lo último que recuerda antes de encontrarse en la morgue con los forenses a punto de practicarle una autopsia. Sus ronquidos lo salvaron.

Al parecer, el preso comenzó a sentir mareos durante la tarde. Al llegar la noche, el hombre sufrió una indisposición médica. Horas después, los dos médicos que lo atendieron en la prisión se lo encontraron inconsciente en la celda y sin las constantes vitales.

Lo mismo ocurrió cuando llegó el médico forense de la comisión judicial, quien acudió al penal y certificó la defunción de Gabriel Montoya Jiménez, el preso. Los servicios funerarios lo trasladaron en una bolsa cerrada a Oviedo mientras se avisaba a los familiares de la noticia de la muerte de Jiménez.

La rocambolesca escena se vivió horas después en el depósito de cadáveres del Instituto de Medicina Legal. Cuando los forenses iban a practicarle la autopsia, el hombre, todavía dentro de la bolsa, comienza a dar señales de vida, sorprendentemente, estaba roncando, hecho que lo salvó de una escena fatal.

Comments 0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Inicia sesión

Unete a LaRevo!

Olvide mi Pass!

Back to
Inicia sesión
Choose A Format
Gif
GIF format